viernes, 25 de noviembre de 2016

Ángel Libro vs Película

    



Hola a todos y bienvenidos al vs de hoy. En esta ocasión Ángel.
Veremos elementos que podrían hacer a uno mejor que otro. Es importante decir que es mi opinión, y que si quieres comentar o piensas que me he equivocado eres libre de hacerlo, ¡Me encantaría leer diversas opiniones! Es importante decir también que siempre vale la pena leer el libro, y ojala antes de ver la película.

Empecemos…



jueves, 24 de noviembre de 2016

Book Tag: Tu vida en un Book Tag





Hola a todos, hoy realizaré éste Book Tag que encontré en el Blog de “Milibrotecalandia”. 


Empecemos… 



Un libro para cada una de mis iniciales


Cada una tiene un significado en mi vida:





Max y Morits de Wilhelm Busch: Un libro muy especial, no por quién me lo regaló, sino porque es uno de los libros de mi infancia y, aunque está en Alemán, conozco toda la historia y la he leído una y otra vez.







Guía para la vida, de Bart Simpson: Es un libro muy divertido, con consejos dignos de Bart. Me lo regaló mi pareja y los amo a los dos. 





Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll: Uno de los primeros libros que leí con entusiasmo, y sobretodo porque era tan extraño. Amé este libro y la película de 1951, las de Tim Burton las detesto (Mi opinión, no me juzguen)


miércoles, 23 de noviembre de 2016

Book Tag "Los 7 pecados capitales de leer"






Hola a todos, me interesó el tema de los Book Tags para que conozcan más mis gustos e intereses. Este Book Tag lo saqué del blog "A la luz de las velas", y se lo vi a la Booktuber May R Ayamonte.



Puse las portadas de las ediciones que tengo:



Empecemos...



Avaricia: ¿Cuál es tu libro más caro y el más barato?

El libro más caro que tengo es "El Siciliano" de Mario Puzo, nada más que decir que es mi autor favorito y no se escatima en gastos con algo así, un clásico, y que define el ingenio del autor al novelizar un hecho histórico agregando a la historia a Michael  Corleone. El más barato es "Gracia y el forastero" de Guillermo Blanco, lo leí para el colegio, un libro que a la edad de 14 años te deja con una sensación de enamoramiento, pero cuando lo vuelves a leer más grande te parece irreal y empaquetado.

viernes, 4 de noviembre de 2016

Soy leyenda Libro vs Película




             

Hola a todos y bienvenidos al vs de hoy. En esta ocasión Soy Leyenda.
Veremos elementos que podrían hacer a uno mejor que otro. Es importante decir que es mi opinión y que si quieres comentar o piensas que me he equivocado eres libre de hacerlo saber, ¡Me encantaría leer diversas opiniones! Es importante decir también que siempre vale la pena leer el libro, y ojala antes de ver la película.

Empecemos…


Filth Libro vs Película

                             Resultado de imagen   Resultado de imagen






Hola a todos y bienvenidos al primer vs. En esta ocasión "Filth", o "Escoria", que es cómo lo he leído yo.
Analizaremos aspectos relevantes de ambos para considerar quién podría tener elementos mejor logrados y triunfar por sobre el otro. Es importante decir que es mi opinión y que si quieres comentar o piensas que me he equivocado eres libre de hacerlo saber, ¡Me encantaría leer diversas opiniones! Cabe decir, además, que siempre vale la pena leer el libro, y ojala antes de ver la película.

Empecemos ...


jueves, 3 de noviembre de 2016

Crítica a la película "Los visitantes 3: La revolución"






Finalmente logré ver una de las películas que más busqué este año, "Los visitantes 3". He puesto la señal de spoilers así que no tendré que repetirlo, si quieres leerlo más te vale haber visto la película, o simplemente no enojarte por lo que te pueda adelantar.

Para comenzar haré un pequeño hincapié a las primeras 2 películas (A la versión gringa no, pues no pertenece al mismo universo, más bien fue un remake), si quieres ir directo a la crítica sáltate todo hasta llegar a la parte con letra negrita.

Empecemos...


Ariel el niño rata



Mi nombre es Ariel,  tengo 6 años y esta es mi historia.
Soy una rata, y la gente no sabe lo difícil que es serlo, por los días duermo y por las noches estoy despierto. Siempre debo hablar cuando los humanos se duermen, porque pueden venir y matar a toda mi familia. Sé que parece cruda mi historia, pero yo la paso muy bien, miro por las rendijas a esos seres extraños que viven en esta casa mientras yo estoy cómodo en el entretecho jugando a ser un espía secreto.
A veces me da pena mi papá, no le gusta ser una rata y mientras todos dormimos llora acallando sus lágrimas para que no lo escuchen, dice que le hubiese gustado ser humano, no esconderse como una rata. A mi me agrada, todos dormimos juntos en la misma camita, nos abrazamos constantemente y nos decimos que nos queremos por si algo malo pudiera pasar. No me gusta la idea de vivir separados el uno del otro.
Mi hermana esta por tener sus crías y sospecho que esta triste, yo creo que tiene miedo porque pueden hacer mucho ruido, aunque yo no creo, las ratas somos muy inteligentes, yo no emito sonidos desde que tengo memoria, a menos que sea muy de noche. “Hay que estar calladitos para que no nos escuchen los hombres malos” decía mi mamá, y yo soy una ratita muy obediente.
De todos sé que soy el único que la pasa bien, me siento especial y a la vez temido, porque sé que si salgo por ahí a sacar comida de los estantes la anciana que vive aquí se espantaría y correría, porque siempre la escucho decir que somos basura, y la basura a nadie le gusta.
Las ratas somos únicas, pero igual me da mucha pena que nos persigan por lo que somos, creo que no es justo si nosotros también tenemos derecho de vivir donde queramos. Aparte, nosotros vivíamos en esta ciudad antes que llegaran los “Fumigadores”.
Según mi papá antes era rico estar aquí, podíamos salir todo el tiempo que queríamos y convivir en las calles con las personas, porque no nos temían, nos respetaban como seres vivos.
El marido de la anciana nos da comida a escondidas, a ella no le gustamos, dice que somos una lacra social y que podemos infectarla de algún virus raro, pero él es noble, creo que le gustan los animalitos. Dice que no debemos hablar mucho porque su señora está pensando en llamar a unos sujetos que fumigan. Mi padre dice que actuemos como ratas, no entiendo porque, si es obvio que actuamos así por lo que somos, creo que a veces le gusta negarlo.
Noche tras noche pienso como ayudar a mi papá a que se sienta bien con lo que es, si incluso un día le dibuje a nuestra familia y se largo a llorar. A lo mejor no soy un buen dibujante de ratas, pero lo importante es que adoro a mi familia y me gusta ser lo que soy, y definitivamente odio a los señores que fumigan, ellos arruinaron todo.
La vida de los seres humanos es muy fácil, ellos pueden hacer lo que quieran mientras nosotros nos escondemos porque nos pueden matar de alguna manera.
Si tan solo pudiera hablar con los señores que fumigan, les diría que me quedaría en el techo, pero que de vez en cuando nos dejen salir a ver la luz del sol, que no la admiramos desde Octubre del año pasado, y que trataría de no molestarlos, pero que me dejen vivir a mí y a mi familia, porque no quiero ver más a mi papá llorar por sentir vergüenza de lo que somos.
Bueno eso es todo lo que puedo decir de mi y de mi familia, es de noche y tengo mucha hambre, aunque mi papá me insiste en que estudie la Torá, mañana seguiré escribiendo si no vienen a fumigar.

El testigo en la escuela Santa María



Miraba de frente, veía como la gente gritaba desde la escuela, soldados, obreros, manchas de rojo que demostraban el lamento minero. No entendía como la sociedad humana era tan primitiva, ya que no podían vivir en comunidad, sobre todo cuando soldados apuntaban a mujeres, niños, jóvenes y héroes de guerra. Desesperado trató de defender a una de las mujeres, el soldado lo pateó en la cara y le dijo “Sale perro”, y no pudo hacer más.


El Flaite ilustrado

Caminando por el paseo Baquedano guiaba a mis turistas con las maravillosas historias de un pasado no tan lejano, hablando del estilo georgiano, neoclásico de las construcciones que allí acontecen. De pronto en la esquina de Thompson, cuando me disponía a explicar qué era el mortero, encontramos a un joven hablando con el Hippie de las joyas, y decía – Si Condell ganó la guerra porque era entero e’ vivo – Con solo escuchar eso me di cuenta de lo patriotas que somos en Iquique, hasta debí cederle mi puesto, bastaba más

Seleccionada en Los mejores 100 del concurso Iquique en Cien Palabras

Chuquicamata, El adiós



Me atormenta pensar que jamás veré este lugar, tantas cosas pasaron aquí que transformaron mi vida que es inefable pensar en mí sin mi querido Chuquicamata, veo como mis padres, como adultos que son, están felices de dejar este lugar con el deseo y anhelo desesperado de librarse de las garras del comodato.
Debo ser muy inmadura al creer que la vida es vida en un campamento minero, pero no sé cómo voy a seguir respirando sin tener el sabor de mi identidad, esa que llevo pragmada en mi ser llamada “Domeyco # 114 La Normac O’Higgins”.
Más que mal no me identifica mi nombre ni mi apellido, porque son solo palabras, pero este lugar es mi pasado y presente, bueno solo hasta hoy.
Acaba de llegar el monstruo naranja de mis desesperaciones, ese camión Navas que llega a despojarme de mi cuadrado pernoctador.
Beatus Ille el que puede nacer y morir en el lugar donde se siente un sustantivo propio y no uno abstracto… Dichoso aquel que puede mostrarles a sus hijos el hospital donde vio la luz, sin la necesidad de explicar que fue enterrado, por bandidos con dinero despoja vidas Chuquicamatinas…
Me quedo muda al pensar que mi estirpe ya no existe, ya que ningún ser será digno de decir “Yo soy Chuquicamatino”, pero así es la vida y parte de mi vida se queda aquí, ya que esa parte no pudo entrar en la mudanza.
Adiós te digo vida, para darle paso a la tragedia de saber que jamás podré transitar por tus bellos andares, solo sé que nada vale hoy si perdí mi yo y mi súper yo.
Te saludo con tristeza y con rabia, porque ese saludo se convierte en homenaje, y déjame decirte que jamás podré  amar un lugar como te he amado a ti, con tus blancas montañas nortinas que solo serán auxiliadoras de trabajadores que odian este lugar, y será pañuelo de lagrimas de jóvenes Chuquicamatinos que te adoran, y sueñan con alguna vez volver y recordar los días de dicha que volaron en tus laberintos vanidosos y llenos de catarsicas sensaciones.
Adiós vida, Adiós a mi misma, Adiós Domeyco, Adiós Chuqui querido!